cifocis

CIFOSIS DEL ADULTO. Tipos y causas

Cifosis postural

A veces llamada “dorso curvo”, es el resultado de una mala postura. Esta condición es más común en adolescentes y adultos jóvenes. Encorvarse estando de pie o sentado, hace que la columna se curve hacia adelante. La cifosis posturales frecuentemente se acompañan de hiperlordosis lumbar, que la compensa.

La cifosis postural se corrige sóla al acostarse sobre una superficie plana, o cuando la columna se hiperextiende. No hay anormalidades evidentes en las radiografías porque la cifosis no es causada por un daño estructural. Este tipo de cifosis es fácilmente corregida con educación sobre postura correcta, incluyendo alguna readaptación en la manera de sentarse y pararse correctamente. Corséts especiales usualmente no son necesarios. Ejercicios de fortalecimiento para los músculos de la espalda pueden ayudar a corregir la postura.

Cifosis de Scheuermann

Afecta la forma de los cuerpos vertebrales en la columna dorsal. La parte anterior de los cuerpos vertebrales se estrecha. Los huesos afectados aparecen con forma de cuña, produciendo la cifosis en la columna dorsal.

Los investigadores no están seguros de lo que causa este tipo de cifosis. La genética parece tener un papel importante. Los especialistas de columna sospechan que el problema podría deberse a daños en el área donde ocurre el crecimiento en el cuerpo vertebral. Otros sugieren que la osteoporosis o anormalidad en los músculos pueden contribuir a la deformidad.

Cifosis congénita

Esto significa que una persona ha nacido con alguna clase de defectos, como una incompleta formación de la columna. Esto puede dar lugar a cifosis anormal severa. Cifosis extrema es la causa más común de parálisis de la parte inferior del cuerpo, aparte de trauma o infección. Este tipo de cifosis está fuertemente relacionada con el sistema urinario, por lo cual se requieren ciertos estudios como RNM. Las cifosis congénitas severas son usualmente tratadas quirúrgicamente. El tratamiento conservador es menos exitoso en este tipo de cifosis. La intervención quirúrgica generalmente produce los mejores resultados y puede prevenir la progresión de la curva. El tipo de procedimiento quirúrgico dependerá de la naturaleza de la anormalidad.

Si el tratamiento no quirúrgico es elegido, es necesaria una observación y seguimiento médico cercano para prevenir problemas más adelante.

Desórdenes paralíticos

Las condiciones que causan parálisis pueden dar lugar a cifosis. La parálisis puede ser causada por poliomielitis, distrofia muscular y parálisis cerebral. En estos casos, el desarrollo es gradual, y no repentino.

Cifosis postraumática

Lesiones en la columna pueden dar lugar a cifosis progresiva y a problemas de los nervios. Una fractura en la columna dorsal o lumbar, casi siempre causará algún grado de cifosis. Este  tipo de cifosis es a veces tratada tanto con corsé como con cirugía. La elección dependerá de la severidad.

Cifosis postquirúrgica

La cifosis puede desarrollarse luego de una cirugía de columna. Generalmente ocurre cuando el procedimiento no curó como debería. Por ejemplo, una fusión vertebral no curada, da lugar a inestabilidad. Los ligamentos pueden no ser suficientemente fuertes para soportar las vértebras, y se desarrolla una cifosis. Una segunda operación puede requerirse.

Cifosis degenerativa

Algunos casos de escoliosis son causados por degeneración. A través del tiempo, el proceso degenerativo puede resultar en un colapso de los discos intervertebrales, cambios en la forma de las vértebras, y debilidad de los ligamentos que soportan la columna. Esto puede resultar en el desarrollo gradual de una cifosis en muchos años. Una vez que la cifosis se empieza a formar, empeora debido al incremento del disbalance.

Otras causas

Diferentes tipos de enfermedades sistémicas pueden hacer que se desarrolle una cifosis a través del tiempo. Estas condiciones incluyen infecciones, cáncer o tumores que afectan la columna, y los diferentes tipos de artritis sistémica. Esto afecta los huesos y tejidos blandos de la columna torácica y pueden producir cifosis.

CIFOSIS DE SCHEUERMANN

Es un tipo de cifosis del desarrollo. Esto significa que ocurre mientras tu cuerpo está en crecimiento. Las vértebras normales son de forma rectangular y apiladas una arriba de otra, como bloques de un edificio, con un disco acolchonado entre ellas. En la cifosis de Scheuermann, la parte anterior de la vértebra se acuña hacia adelante, en forma triangular. Esto hace que la columna se incline hacia adelante más de lo normal. Ocurre en aproximadamente 1 % de los adolescentes, y más frecuentemente en hombres.

Qué causa este tipo de cifosis?

La causa es aún desconocida, pero existen muchas posibles teorías acerca de cómo se desarrolla. Scheuermann, radiólogo, propuso que el problema empezaba porque el cartílago en la columna, se necrosaba debido a falta de irrigación, y esto interrumpía el crecimiento del hueso durante el desarrollo.

La mayoría de los investigadores piensan que alguna clase de daño al área donde la vértebra comienza a crecer, es lo que dispara el proceso. Este daño puede ser causado por una patología vertebral durante el rápido crecimiento en la adolescencia. Muchos especialistas de columna también creen que una alteración en la mecánica de la columna juega un papel en este tipo de cifosis. Otros sugieren que la osteoporosis benigna podría contribuir a la deformidad. Anormalidades musculares también han sido consideradas como una posible causa. Y parece haber una alta predisposición genética a esta patología.

Scheuermann originalmente notó esta deformidad de la columna en agricultores, que frecuentemente estaban inclinados hacia adelante. La conexión entre la postura y la patología nunca ha sido confirmada. Como sea, se ha demostrado que la mala postura empeora el cuadro. Por consiguiente, la corrección postural puede a veces ayudar a mejorar la cifosis.

Síntomas

Generalmente se desarrolla alrededor de la pubertad, entre los 10 y 15 años. Es difícil saber con precisión cuándo comienza, ya que los rayos X no muestran cambios hasta que el chico alcance los 10 u 11 años de edad. Frecuentemente es descubierta cuando los padres notan que sus hijos tienen una postura inclinada hacia adelante. El chico puede experimentar dolor y fatiga en la columna dorsal. El dolor no es imposibilitante en este punto, a no ser que la deformidad sea muy severa.

Generalmente se desarrolla lentamente. Cuando progresa al punto en que la curva se hace notable, los padres o maestros sugieren consulta médica.

Una curva rígida es común en este tipo de cifosis, que empeora al inclinarse hacia adelante, y sólo se corrige parcialmente estando firme de pie. El dolor típicamente aumenta con el tiempo y severidad de la deformidad. Aproximadamente un tercio de las personas con esta patología también tienen escoliosis.

Las personas que padecen esta patología usualmente no tienen problemas de los nervios debido a la deformidad de la columna. Como sea, una curva severa puede presionar el contenido del tórax y abdomen. Esto puede causar dolor torácico, dificultad respiratoria, y pérdida de apetito.