escoliosis

ESCOLIOSIS IDIOPATICA DEL ADOLESCENTE

Causas

La palabra “idiopática” significa que la causa de esta forma de escoliosis es desconocida. La escoliosis idiopática del adolescente afecta a chicos entre 10 y 18 años de edad, y mayormente a mujeres que a hombres (10 veces más). Existen muchas teorías del por qué se desarrollan este tipo de escoliosis. Algunas teorías invluyen:

-        Genética: parece aparecer en ciertas familias, lo cual implica que sería hereditaria.

-        Crecimiento: las curvas progresan rápidamente durante el pico de crecimiento, tal vez mostrando una estrecha relación con las hormonas.

-        Cambios biomecánicos y estructurales: algunos estudios revelaron incremento en la actividad muscular alrededor de las curvas. Diferencia en la longitud de piernas también se ha notado en adolescentes con escoliosis idiopática. Pero no existe clara evidencia de que esto sea causa de escoliosis, podría solo ser un resultado secundario.

-        Cambios en el Sistema Nervioso Central: debido a que algunas formas de escoliosis están asociadas a desórdenes en el SNC, mucha investigación ha sido enfocada en este tópico.

-        Mecanismos posturales y de equilibrio: la escoliosis idiopática puede estar relacionada a factores que afecten la alineación del cuerpo. Si un niño tiene problemas posturales, de balance, y simetrías, esto puede afectar la posición de la columna. Si los problemas son crónicos, puede perturbar la forma en que la columna y los músculos se desarrollan.

Probabilidad de progresión

Una vez que la escoliosis es diagnosticada, lo que concierne es la progresión de las curvas. No hay una forma absoluta de predecir, pero lo que se sabe es que:

-        Las curvas en la columna dorsal son más propensas a progresar que las lumbares.

-        La posibilidad de progresión está ligada al tamaño de la curva, Las curvas grandes tienden a progresar.

-        Si la curva empieza a una edad temprana, antes de que la mujer tenga su período, es más propensa a progresar.

-        Cuanto más elevado es el signo de Risser del niño en el diagnóstico, hay menos posibilidad de progreso. Este signo mide también la maduración ósea (está basada en una escala del 0 al 5, donde 5 indica maduración ósea completa)

Síntomas

En muchos casos de escoliosis adolescente, el chico ni siquiera notará el problema. Como en la mayoría de las escoliosis los pacientes no sufren ningún dolor, no siempre es descubierta, sino hasta que las curvas han progresado y se hacen obvias. De hecho, si el chico sufre de dolor severo en la espalda, otro diagnóstico debe ser considerado.

Aunque la columna puede inclinarse a ambos lados, en casos menores las curvas no son obvias hasta que la persona se inclina hacia adelante.

Actualmente muchas escuelas monitorean a jóvenes estudiantes en busca de escoliosis, de modo que las referencias frecuentemente provienen de profesionales de la salud escolares. También los padres o profesores de educación física son los primeros en darse cuenta de que el chico tiene escoliosis.

Los signos de escoliosis pueden incluir las siguientes anormalidades en apariencia:

-        Un hombro o cadera puede estar más elevado que el otro.

-        Un omóplato puede estar más elevado y sobresalir más que el otro.

-        Las deformidades son más notorias al inclinarse hacia delante.

-        Una giba puede aparecer cuando se flexiona la columna, esto ocurre porque las costillas también rotan mientras se desarrolla la curva.

-        Un brazo aparenta más largo que el otro, debido a la inclinación del tronco superior.

-        La cintura puede aparecer asimétrica.

Opciones de tratamiento

El tratamiento de elección para un adolescente con escoliosis idiopática variará dependiendo de la severidad de la curva, edad del paciente, y su maduración ósea.

Tratamiento conservador

Monitoreo: Si la curva es menor (menos de 15-20 grados), el médico elegirá monitorear la progresión de la curva. Normalmente se tomarán rayos X cada 4-6 meses durante los años de rápido crecimiento, y luego una vez al año)

Fisioterapia y ejercicios: adolescentes con escoliosis pueden trabajar con un kinesiólogo. Un buen programa de rehabilitación, ayuda a calmar el dolor y la inflamación, mejorando la fuerza y movilidad, y facilitando las actividades diarias. Los adolescentes con escoliosis idiopática deben ser motivados a continuar con sus actividades normales, incluyendo deportes. No se ha probado que los ejercicios ayuden a cambiar las curvas de la escoliosis. De todas formas, pueden ayudar a mantener la flexibilidad, especialmente en isquiotibiales y espalda baja. Las sesiones de terapia física pueden ser programadas cada semana, por 4-6 semanas.

El fin de la terapia física es ayudar a:

-        Mejorar la postura

-        Fomentar actividades aeróbicas

-        Maximizar rango de movimiento y fuerza

-        Establecer formas de manejar lo sintomatología.

Corset

Es usualmente considerado en curvas de entre 25 y 40 grados, particularmente si el paciente está aún en crecimiento y la curva es propensa a progresar. Es importante que el paciente lo utilice diariamente por el número de horas prescriptas por el médico.

La escoliosis frecuentemente afecta a más de un área de la columna. Un corset puede ser utilizado para contener todas las áreas curvas que necesiten ser protegidas de progresión.

A veces el adolescente puede ser conciente de la utilización del corset, aunque puede tomar cierto tiempo para el paciente acostumbrarse. Los adultos tienden a preocuparse menos sobre lo que los demás piensen, sin embargo, la adolescencia es una etapa en la cual la apariencia es generalmente de gran importancia.

Tratamiento quirúrgico

Generalmente la cirugía es considerada sólo en pacientes que tienen dolor contínuo, dificultad respiratoria, deformidad significativa, o un ángulo de curvatura que empeora. Luego de que la maduración ósea ocurre, las curvas menores a 30 grados, no tienden a progresar, y por lo tanto, no requieren cirugía. Curvas de más de 100 gradoas son raras, pero pueden resultar una amenaza si la columna gira el cuerpo al punto de presionar el corazón y los pulmones.

Si la curva es de 45 grados o más, la posibilidad de cirugía tiende a considerarse más. La principal cirugía para escoliosis es la fusión vertebral con instrumentación. Casi todas las cirugías usarán algún tipo de barra, para ayudar al enderezamiento de la columna.

El cirujano puede utilizar un abordaje posterior, lo cual implica ir a la columna desde atrás, o un abordaje anterior, que se realiza desde adelante o el costado. La cirugía puede llevarse a cabo con un abordaje combinado. La elección depende de la flexibilidad de la columna, la localización y grado de curvatura, y si hay presión en alguna raíz nerviosa. La edad del paciente es un factor a la hora de decidir qué tipo de cirugía utilizar. Pacientes con columnas inmaduras, generalmente requieren una combinación de fusión anterior y posterior.

Instrumentación Anterior

Una incisión es hecha en el pecho o al costado, y los discos intervertebrales son removidos en el área de la curva, para hacerla flexible. Los tornillos pueden ser colocados en la vértebra, y luego unirse a través de una barra de metal. Un injerto de hueso es colocado en el lugar del disco, para que las vértebras situadas cerca, se fusionen. Los tornillos que sujetan la barra metálica son fijados, enderezando la curva.

Instrumentación posterior

Este abordaje se hace desde la espalda. Los anclajes son sujetados a la columna en forma de ganchos, tornillos o alambres.

Estos soportes son sujetados a barras que enderezan la columna.

Se realizan injertos óseos para fusionar las vértebras.

Combinación de abordaje anterior y posterior

Esta cirugía en realidad incluye dos procedimientos: uno desde el frente y uno desde la espalda. Estas dos operaciones pueden realizarse el mismo día, o en días separados.

Otras consideraciones

Aunque se les recomienda, los pacientes pueden elegir no operarse, por los riesgos. Estos son los riesgos de dejar las curvas extensas, sin tratamiento:

-        Incremento en el dolor de espalda: los pacientes pueden sufrir dolor diariamente.

-        Reducción de la función respiratoria: curvas pronunciadas pueden dar lugar a deformidades que den disminuyan el espacio para órganos vitales, como el corazón o pulmones.

ESCOLIOSIS DEL ADULTO

Puede resultar de una escoliosis adolescente no tratada, osteoporosis o degeneración dical. Cuando la escoliosis no es tratada, la curvatura anormal de la columna puede hacer que los discos se degeneren con el tiempo, lo cual debilita la columna. Esta degeneración, produce dolor de espalda, y puede hacer que la columna sea incapaz de soportarse sóla.

Causas

La mayoría de los casos de escoliosis en el adulto son idiopáticas (la causa es desconocida). A veces es el resultado de cambios degenerativos en la columna.

Se clasifican en varios tipo:

Curva Idiopática

Usualmente no hay razones claras de por qué la columna es curva.

Curva congénita

Significa que se ha nacido con esa condición. Muchas patologías durante el crecimiento y desarrollo pueden dar lugar a problemas de columna. La escoliosis congénita puede no ser reconocida, o puede no ser tan severa como para requierir tratamiento en la infancia. Aunque es raro, la escoliosis puede empeorar más tarde debido a la carga sobre la parte anormal de la columna.

Curva paralítica

Este tipo de escoliosis es frecuentemente causada por lesión medular. Paralítico significa que el músculo no funciona, y cuando esto sucede, la columna suele perder su balance, y se forma una curva.

Deformidad miopática

Miopático significa que el músculo no funciona apropiadamente. Como la curva paralítica, esta curva resulta de una disfunción neuromuscular, como una distrofia, polio, o parálisis cerebral.

Escoliosis Secundaria

Desarrollada en la adultez, puede ser secundaria a otras patologías de columna que afecten las vértebras. Otras condiciones como degeneración, osteoporosis u osteomalacia, pueden causar escoliosis. También los procedimientos quirúrgicos en la columna pueden hacerlo.

Síntomas

Generalmente no es dolorosa. Los pacientes con escoliosis comúnmente consultan con un especialista en columna porque notan un problema en la forma en que se ve su espalda. Las personas con escoliosis pueden notar algunas de las siguientes características en su cuerpo:

-        Un hombro o cadera puede estar más elevado que el otro.

-        Un omóplato puede estar más elevado, y sobresalir más en un lado.

-        Las deformidades son más notorias cuando se flexiona la columna.

-        Puede aparecer una giba cuando se inclina hacia adelante.

-        Un brazo aparenta ser más largo, debido a la inclinación del tronco.

Opciones de tratamiento

Tratamiento correctivo

De ser posible, el tratamiento no quirúrgico es elegido primero. La cirugía es el último recurso, debido a los riesgos que conlleva. El tratamiento conservador comúnmente incluye: medicación, corset, fisioterapia y ejercicios.

Si hay osteoporosis, el tratamiento de ésta puede enlentecer la progresión de la escoliosis. Esto puede ser logrado de distintas maneras. Las recomendaciones actuales incluyen: incrementar la ingesta de calcio y vitamina D, terapia de reemplazo hormonal, y ejercicios con carga.

Medicación

Medicación para dolores moderados puede ser prescripta para utilizarla según necesidad. Generalmente la medicación para dolores severos, como narcóticos, no es recomendada, por el riesgo de adicción que conlleva.

Corset

Un corset puede aliviar el dolor. En los adultos, no hará que la columna se enderece. Si existe diferencia en la longitud de las piernas, inserciones especiales en el calzado, llamadas realces, pueden reducir el dolor de espalda.

Fisioterapia y Ejercicios

Los adultos con escoliosis pueden trabajar con un terapista físico. Un buen programa de rehabilitación ayudará a disminuir el dolor y la inflamación, mejorar la fuerza y movilidad y ayudar a realizar las actividades diarias con gran facilidad.

No se ha probado que los ejercicios ayuden a cambiar las curvas, sin embargo, pueden contribuir a tratar el dolor, mejorar la postura y la estabilización de la columna. Las sesiones pueden ser programadas cada semana por 4-6 semanas.

Los objetivos de la terapia física son:

-        aprender formas de manejar los síntomas

-        mejorar la postura

-        maximizar la estabilización de la columna.

Tratamiento quirúrgico

La cirugía para escoliosis del adulto puede tener algunos riesgos significativos. Es por eso que sólo es recomendada cuando se esperan beneficios que superen los riesgos. Generalmente es considerada en pacientes que cursan con dolor continuo, dificultad para respirar, deformidad significativa, o una curva en progresión segura. En la mayoría de los casos, no será recomendada, particularmente en pacientes con curvas de menos de 40 grados. Curvas de más de 100 grados son raras, pero podrían poner en riesgo la vida, si presionan el corazón o pulmones.

La cirugía puede ser necesaria en las siguientes situaciones:

-        Dolor: la razón más común para cirugía de escoliosis es alivio del dolor crónico, que sigue empeorando. Alrededor del 85% de las escoliosis del adulto son realizadas para ayudar al dolor severo. Probablemente no estaría recomendada si el dolor puede manejarse con tratamiento conservador.

-        Progresión de la curva: si la curva continua empeorando y sobrepasa los 40-45 grados.

-        Estética: generalmente no es recomendada por el mero hecho de la apariencia. La mayoria de las cirugías estéticas se realizan en adultos jóvenes, con curvas muy notorias.

Procedimiento

El cirujano puede elegir entre diferentes procedimientos. Cada caso de escoliosis es de alguna forma diferente y puede requerir un enfoque muy especializado, para resultados óptimos. La cirugía se sugiere para resolver los problemas causados por la escoliosis, no sólo para enderezar la columna. Los objetivos de la mayoría de los procedimientos quirúrgicos para la escoliosis del adulto incluyen:
- reducir la deformidad (enderezar la columna lo más posible)
- detener la progresión de la deformidad
- quitar cualquier presión de los nervios o la médula
- proteger los nervios y la médula de daños futuros

Para alcanzar estas metas, el cirujano puede sugerir una operación posterior, anterior, o ambas. El objetivo es primero enderezar la columna, y luego fusionar las vértebras en un único hueso sólido. Dos distintos métodos quirúrgicos pueden utilizarse para llevar esto a cabo. Uno es llamado fusión lumbar con barras y tornillos en los pedículos, y el segundo, consiste en insertar cilindros especiales entre las vértebras a fusionar (llamado fusión lumbar con jaulas intervertebrales). Ambos procedimientos usualmente requieren alguna clase de material metálico, como tornillos, láminas o barras, para ayudar a enderezar la columna y mantener la vértebra en posición mientras la fusión se cura y solidifica. Los tornillos son colocados en las vértebras, las láminas o barras luego se fijan a los tornillos para conectar todo. Fijos, forman un soporte que sostiene las vértebras alineadas.

Complicaciones
Como todo procedimiento quirúrgico, las operaciones de columna pueden tener complicaciones. Por el hecho de que el cirujano está próximo a la médula, este tipo de cirugías siempre son consideradas extremadamente delicadas y potencialmente peligrosas.
Una complicación específica posible es la espalda plana. La columna lumbar baja tiene naturalmente una leve curvatura interior llamada lordosis. Cuando las vértebras lumbares son fusionadas. esta curvatura puede perderse, dejando una deformidad en espalda plana. Esto no puede ocurrir inmediatamente luego de la cirugía, y en una persona joven, a veces aparece entre los 30 y 50 años de edad.